Planeación y coordinación, necesarias para desarrollos urbanos sustentables: Dip. Eduardo Martínez Arcila

El diputado Martínez Arcila indicó que en Quintana Roo se ha dado inicio a un reordenamiento con los cambios que se han hecho en las leyes locales y con la creación de otras que atienden estas necesidades particulares.
El diputado Martínez Arcila indicó que en Quintana Roo se ha dado inicio a un reordenamiento con los cambios que se han hecho en las leyes locales y con la creación de otras que atienden estas necesidades particulares.

Participa el presidente de la Gran Comisión en el Tercer Foro Regional de Sustentabilidad “Hacia una ciudad próspera”.

En Quintana Roo se ha dado inicio a un reordenamiento con los cambios que se han hecho en las leyes locales.

La falta de planeación y la escasa coordinación entre la autoridad y los desarrolladores inmobiliarios han permitido que por años se edifique vivienda que no es sustentable, que se ubica lejos de los centros de desarrollo urbano y que se encuentran limitadas en cuanto a la cobertura de servicios públicos, consideró el presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, Eduardo Martínez Arcila.

Al participar en el Tercer Foro Regional de Sustentabilidad “Hacia una ciudad próspera” en donde fungió como moderador en una mesa de análisis en la que participó el Maestro Francisco Búrquez, Valenzuela, ex presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano del Senado, el diputado Martínez Arcila indicó que en Quintana Roo se ha dado inicio a un reordenamiento con los cambios que se han hecho en las leyes locales y con la creación de otras que atienden estas necesidades particulares.

Búrquez Valenzuela, quien encabeza la organización “Ola Libertad”, presentó una disertación con el título “Reforma Urbana, Reforma Humana” en la que hizo énfasis en la necesidad de un contar con mayor participación ciudadana con conciencia social para el desarrollo urbano, que con leyes inhibidoras o controladoras.

En ello coincidió el diputado Martínez Arcila quien dijo: “Los ciudadanos nos hartamos de que nos quieran imponer, porque si hablamos de ciudades prosperas y de las calificaciones que nos da la organización Hábitat de la ONU, tienen que ver con qué tan amigables son las ciudades, pero lo primero es sentirnos cómodos, me pareció que es una comodidad la que debe sentir el ciudadano en su ciudad”, ejemplificó.

El legislador expuso que debe haber corresponsabilidad de ambas partes: “La falta de una política pública de Estado de largo plazo, propicia que en cada cambio de administración, varíen las prioridades de desarrollo, así como la ejecución de planes de acción que incidan en la construcción de ciudades amigables con sus habitantes”.

Indicó que la expansión de grandes ciudades hace cada vez que los servicios públicos no se alcancen y, además, dejan poco tiempo para ejecutar acciones que atiendan las demandas. Todo ello, añadió, va en detrimento de la calidad con que se desarrollan esas zonas de vida. Ese es el gran planteamiento”.

El presidente de la Gran Comisión recordó que el Congreso aprobó una nueva Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, así como una Ley de Acciones Urbanísticas y reformas a leyes de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente que darán resultados a mediano y largo plazo.

El ponente Francisco Búrquez Valenzuela dijo que es de celebrarse estos cambios y reformas para organizar el problema que afecta a muchas ciudades como es lo que llamó “el desparramiento urbano”.

Comentarios

comentarios